La Luz de Cristo

El fuego nuevo que ilumina al mundo simbolizando la Luz de Cristo resucitado. El fuego da inicio a la celebración de la pascua y a un nuevo tiempo de paz. De la hoguera se toma el fuego que enciende el cirio pascual, elaborado de cera pura de abeja con cuatro incrustaciones de incienso que representan los clavos de la cruz. En él se colocan las legras griegas Alfa y Omega, la primera y última del alfabeto griego que hacen relación al principio y al fin. Cristo como principio y fin de todo, suyo es el tiempo y la eternidad.

El cirio es uno de los símbolos más representativos de la pascua de resurrección pues además de estos componentes lleva la marca del Crismón de Constantino, primer emperador romano que se adhirió al cristianismo. Este cirio permanecerá encendido durante toda la temporada de Pascua, hasta el domingo de Pentecostés, es decir cincuenta días. Posteriormente será colocado a un lado de la pila bautismal y será encendido en las celebraciones de bautizo y en misa de difuntos pues determina el inicio y el fin de la vida material.

Al encender el cirio, la comunidad cristiana redime su fe y diciendo “Que la Luz de Cristo, que recusita glorioso, disipe las tinieblas del corazón y del espíritu”. El sacerdote ingresa a la iglesia que se encuentra a oscuras y pasa la luz a todos los fieles que poco a poco la van iluminando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s