La animación y el discurso político

Rosa Inés Padilla Yépez

La Segunda Guerra Mundial condujo a que realizadores y creadores de películas animadas incorporaran dentro de sus contenidos, temáticas que repudiaran el nazismo y ridiculizaran a personajes como Hitler, Mussolini y muchos otros. Según varios autores, antes de que Estados Unidos interviniera en ella, ya se producían filmes animados que criticaban duramente la guerra e inducían en el espectador un sentimiento de patriotismo y apropiación de lo nacional. Analizando esta situación, podemos llegar a la conclusión de que, en efecto ya existía una marcada intención de concientizar a la población americana en contra de la guerra, pero esta intención no venía de las esferas estatales como herramienta política, sino como iniciativa de muchos realizadores y dibujantes de filmes animados que habrían migrado de Europa a Estados Unidos y cuya descendencia era judía. Tal es el caso de los hermanos Warner que, en 1942, lanzaron una serie animada llamada The Ducktators cuya temática está basada en satirizar las imágenes de Hitler, Mussolini e Hirohito, representados por tres patos que sometían a los demás animales en una granja.

Pero no solo los hermanos Warner pusieron en pantalla animaciones relacionadas con la guerra, Walt Disney también desarrolló un filme en el que el pato Donald sueña que vive en el período Nazi realizando trabajo esclavizante y rodeado de un discurso monótono y repetitivo. El filme concluye cuando Donald despierta del sueño, vestido con un pijama estampado de la bandera de los Estados Unidos y agradece, besando a la estatua de la libertad, ser un ciudadano americano.

La apropiación del discurso político para los dibujos animados fue una herramienta muy utilizada, el afianzamiento del “ser ciudadano americano” se convirtió en un recurso que no podía faltar dentro de las producciones animadas. La Warner desarrolló productos que diversificaban las diferentes clases sociales, tipologías étnicas, modelos económicos y proyectos de posicionamiento tecnológico y económico. Por su parte Disney apelaba a un proyecto civilizatorio de tinte conservador con producciones basadas en historias populares. Blanca Nieves y los 7 Enanos fue la primera de una serie de cuentos animados que, hasta nuestros días, ocupan una posición preferencial dentro de la industria del entretenimiento.  El dibujo animado estuvo destinado a ser parte de los momentos de distracción de niños y adolescentes, es hasta la actualidad una herramienta de construcción de los procesos ideológicos y es uno de los métodos de socialización más eficaces, por lo tanto el mensaje y el discurso implícito dentro de sus producciones de alguna manera ha influenciado en la construcción de la sociedad moderna y contemporánea, adaptándose a los recursos tecnológicos que van evolucionando las técnicas de producción.

*Rosa Inés Padilla, Magister en Antropología Visual por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales FLACSO sede Ecuador.

La Sultana de los Andes

Hoy 21 de Abril, Riobamba celebra sus 192 años de independencia, proclamada en la  Batalla de Tapi y liderada por el Mariscal Antonio José de Sucre.


Reconocida como una de las ciudades más antiguas del país, los españoles declaran su fundación en 1534 sobre Liribamba,  antigua ciudad de los Puruhaes actual cantón Colta. En el año de 1797 un devastador terremoto destruyó la ciudad en su totalidad, Antonio Lizarzaburu alcalde de Riobamba, refundó la ciudad en la llanura de Tapi, ubicada a pocos kilómetros de la ciudad antigua.  La nueva Riobamba planificó su traza en damero, trasladando los bienes y piezas más representativas a la llanura.

Rodeada por imponentes nevados y volcanes como el Chimborazo, Carihuairazo, Tungurahua y El Altar, renació como la ciudad de las primicias al ser la primera ciudad española de la Real Audiencia de Quito, el primer cabildo municipal, donde se fundó la primera radiodifusora: Radio El Prado, donde se erigió la primera iglesia española en el territorio: la Balbanera. Además es la ciudad donde se creó la primera Constitución de la República, la cuna del primer científico ecuatoriano Don Pedro Vicente Maldonado y donde se construyó el primer estadio olímpico.

Riobamba, Cuna de la Nacionalidad, ubicada a 2754 metros de altura, con una población 146 mil habitantes  es uno de los centros más importantes de comercio agrícola y ganadero del país.

La Luz de Cristo

El fuego nuevo que ilumina al mundo simbolizando la Luz de Cristo resucitado. El fuego da inicio a la celebración de la pascua y a un nuevo tiempo de paz. De la hoguera se toma el fuego que enciende el cirio pascual, elaborado de cera pura de abeja con cuatro incrustaciones de incienso que representan los clavos de la cruz. En él se colocan las legras griegas Alfa y Omega, la primera y última del alfabeto griego que hacen relación al principio y al fin. Cristo como principio y fin de todo, suyo es el tiempo y la eternidad.

El cirio es uno de los símbolos más representativos de la pascua de resurrección pues además de estos componentes lleva la marca del Crismón de Constantino, primer emperador romano que se adhirió al cristianismo. Este cirio permanecerá encendido durante toda la temporada de Pascua, hasta el domingo de Pentecostés, es decir cincuenta días. Posteriormente será colocado a un lado de la pila bautismal y será encendido en las celebraciones de bautizo y en misa de difuntos pues determina el inicio y el fin de la vida material.

Al encender el cirio, la comunidad cristiana redime su fe y diciendo “Que la Luz de Cristo, que recusita glorioso, disipe las tinieblas del corazón y del espíritu”. El sacerdote ingresa a la iglesia que se encuentra a oscuras y pasa la luz a todos los fieles que poco a poco la van iluminando.

Los Diablos de Alangasí

Cristo ha muerto y el mal ha triunfado en el mundo, el demonio se apodera de las calles y las plazas. El destino de la humanidad está en manos de Satanás.

El Viernes Santo, al caer la tarde en Alangasí, los diablos salen a las calles y caminan a sus anchas, tentando a todos quienes se cruzan por su camino. Utilizan fajos de dinero, imágenes provocadoras, oro, joyas e intentan conquistar al mundo. Los niños corren asustados y otros inocentes huyen de los diablos que hacen de las suyas. Muchos turistas prefieren sacarse retratos con los diablos y aquellos que conocen la tradición, burlan al demonio con risas y juegos. Así es Alangasí el viernes Santo y el Sábado de Gloria.

Desde la época de la colonia, esta tradición ha permanecido guardando su riqueza simbólica. Los demonios, los Turbantes, los Ángeles y los Soldados, cada año llenan de colorido las calles de esta parroquia. La tradición singular, nos lleva a imaginar qué sería el mundo gobernado por el diablo y entre luces de colores, ventas y oraciones, se evidencia un claro ejemplo de nuestra tadición barroca.

La procesión de las luces

Desde hace algunos años, el Jueves Santo en Quito, se realiza la procesión de las luces que es un evento más bien turístico en las calles del Centro Histórico. Aquí se representan algunas advocaciones religiosas como la Inmaculada Apocalíptica o la Virgen de Quito y la Virgen Dolorosa. Las representaciones son realizadas por el Ballet Jachigua que además acompaña con elementos tradicionales de la Semana Santa de Cotopaxi. El recorrido sale de la Basílica del Voto Nacional y llega hasta la calle de la Ronda, durante la procesión , fieles católicos acompañan  con velas encendidas y oraciones.

 

Vale la pena mencionar que con el paso de los años, este evento se ha ido institucionalizando así como la visita a las siete iglesias. Miles de personas se movilizan con la finalidad de recorrer cada una y dejar diversas peticiones y plegarias en  ellas.

ARRASTRE DE CAUDAS

_DSC5645

El Arrastre de Caudas es un antiguo ritual funerario romano. Cuando un general moría por guerra o enfermedad, el jefe de la legión hendía el aire con el estandarte sobre el cadáver de éste. De esta manera las virtudes y fortalezas del general podrían ser pasadas al ejército que, posteriormente recibía el flameo del estandarte. Tras la desintegración del imperio romano, muchas de sus tradiciones pasaron al cristianismo, y concretamente esta tradición pasó a la archidiócesis de Sevilla. La continuidad del rito en Sevilla se conserva y, además, en Quito, única ciudad latinoamericana.

Ocho canónigos visten de negro y llevan tres prendas: la sotana, una capa pequeña y la capucha de la que se desprende la cauda, una tela negra de varios metros de largo que cae por las espaldas de los religiosos y se arrastra por el suelo. Algunos devotos evitan ser tocados por esta prenda ya que tienen la creencia de que si les roza les llegará la muerte en un año. El Arzobispo luce una vestimenta dorada, púrpura y blanca, adornada con bordados en hilos de oro y plata.

Todos los colores tienen su significado: el negro es el luto por la muerte de Jesucristo, el rojo de la cruz sobre la bandera es el color del martirio, el púrpura es el color de la penitencia y el blanco de la pureza.

Los religiosos penitentes parten del Altar Mayor y recorren el templo acompañados de dos acólitos, estudiantes del Seminario Mayor, que llevan cirios encendidos. El Arzobispo camina portando el Santísimo, una joya de oro y piedras preciosas que lleva incrustados fragmentos de la Verdadera Cruz, el madero donde Jesucristo padeció su pasión. Desfila bajo un palio, una estructura portátil colonial utilizada hace siglos en las ceremonias religiosas solemnes para proteger y subrayar la dignidad del Santísimo. En Quito, solo la Catedral Metropolitana tiene en su patrimonio esta reliquia, enviada desde el Vaticano con las garantías de autenticidad correspondientes.

Este ritual funerario se realiza en Quito desde el siglo XVI, cada miércoles santo al medio día en la Catedral Metropolitana de la ciudad, y probablemente es la única ciudad del continente americano que continúa haciendo. (FS)

Tomado de la página de Facebook del Archivo Metropolitano de Historia – Quito https://www.facebook.com/pages/Archivo-Metropolitano-de-Historia-Quito/526664337398120

 

Imágenes: 1) “Canónigo en Semana Santa”, de Juan Agustín Guerrero, en Imágenes del Ecuador del siglo XIX. Fonsal, 2005. 2 y 3) “Ritual Catedral Metropolitana”, www.andes.info.ec

En la actualidad, el Arrastre de Caudas congrega a cientos de feligreses y turistas que se acercan a la Catedral Metropolitana de Quito para poder presenciar esta ceremonia, sin embargo, no todos pueden ingresar, es por ello que el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, dispone una pantalla gigante en el atrio de la Catedral para que la ciudadanía pueda observar el evento desde la Plaza Grande. Aquí, entre la diversidad y la religiosidad, la curiosidad y la sacralidad, Quito se convierte en un escenario litúrgico vivo, del que se desprenden tradiciones únicas en Latinoamérica y ponen en evidencia la enorme religiosidad del pueblo ecuatoriano.

 

 

A LA ESPERA DE LAS CEREMONIAS

La Semana Santa, es un tiempo de recogimiento para los fieles católicos, pero también es una época de mucha movilidad no solamente religiosa sino turística y económica, pues el comercio se activa con la venta de un sinnúmero de insumos que la gente compra para contribuir al cumplimiento de sus peticiones y oraciones.

Desde los tradicionales ramos del Domingo, pasando por velas, escapularios, estampas, libros de oración, hasta esculturas de las advocaciones más populares en nuestro país.

También el mercado de la gastronomía tiene una fuerte aceptación en esta época ya que no puede faltar la deliciosa Fanesca, los pristiños, el dulce de higos o simplemente un heladito a la salida de la iglesia. Los Santuarios son altamente visitados y la ciudadanía católica acostumbra, el viernes Santo a recorrer siete iglesias para ofrecer sus plegarias a Cristo crucificado.

LA PROCESIÓN DE LOS BORRACHOS

Sabían que en Cuenca de España, la Ciudad de la Luz, la noche del Jueves Santo, los jóvenes de la ciudad salen de juerga e ingieren bebidas alcohólicas hasta emborracharse, para la procesión del viernes que comienza a la madrugada de ese día. La finalidad es emular los insultos y maltratos que la población romana profirió a Jesús al momento de ser apresado y llevado a las autoridades.

La denominada procesión de los Borrachos, es en la actualidad, patrimonio de España y uno de los eventos turísticos más importantes de la Semana Mayor. Congrega a miles de personas que viajan hasta esta ciudad para presenciar este momento en el que únicamente las cofradías reconocidas y las turbas inscritas pueden participar. Aquí les dejamos un video

 

En Ecuador, el Centro Histórico de Quito, se viste de cruces y espera a miles de fieles católicos que se congregan día a día en las iglesias. Cada año, los eventos de la Semana Santa, entre ellos, el festival de música Sacra, se convierten en escenarios turísticos de gran importancia.

SEMANA SANTA

Queridos amigos y amigas de ClickUio, hemos comenzado la Semana Mayor que para la iglesia católica y especialmente para la tradición religiosa latinoamericana se ha convertido en una expresión viva de nuestra diversidad. ClickUio se trasladará a diferentes lugares de nuestro país para ir mostrando las tradiciones y prácticas representativas de esta temporada litúrgica. Esperamos también sus comentarios y fotografías que nos ayudarán a comprender y a vivir los momentos de la fe católica y la tradición.

 

 

Sabían que en Cuenca de España, la noche del Jueves Santo, los jóvenes de la ciudad salen de juerga e ingieren bebidas alcohólicas hasta emborracharse, para la procesión del viernes que comienza a la madrugada de ese día. La finalidad es emular los insultos y maltratos que la población romana profirió a Jesús al momento de ser apresado y llevado a las autoridades.

La denominada procesión de los Borrachos, es en la actualidad, patrimonio de España y uno de los eventos turísticos más importantes de la Semana Mayor. Congrega a miles de personas que viajan hasta esta ciudad para presenciar este momento en el que únicamente las cofradías reconocidas y las turbas inscritas pueden participar. Aquí les dejamos un video

 

En Ecuador, el Centro Histórico de Quito, se viste de cruces y espera a miles de fieles católicos que se congregan día a día en las iglesias. Cada año, los eventos de la Semana Santa, entre ellos, el festival de música Sacra, se convierten en escenarios turísticos de gran importancia.